Mi proyecto de vida – Annie Quintero

B612-2015-07-05-15-55-57aa

Mi nombre es Annie Melissa Quintero Obando, tengo 15 años y nací el 23 de febrero del año 2000. Siempre que hablamos sobre nuestro proyecto de vida, pensamos en todas esas cosas que queremos hacer, lo que queremos estudiar, y cuanto de sueldo queremos ganar, etc. bueno pues lo que a mi apasiona tiene 8 letras: MEDICINA.

Mi más grande anhelo es que a mi nombre le anteceda el prefijo «Dr.», quiero hacer una carrera que me obligue a superarme y a aprender más cada día, quiero ayudar a salvar vidas, o si no puedo curar, aliviar el dolor, si no puedo aliviarlo, entonces consolar al paciente, pero siempre tratar de hacer mi mejor esfuerzo para hacer sentir bien a las personas que deba atender, por eso elijo Medicina.

Se que como persona y más que nada como ser humano no soy perfecta, que hay cosas que deberé ir aprendiendo, pero Él me hizo fuerte para afrontar lo que vendrá y confío en que así será.

Agradezco a Dios por darme aliento y esperanzas, a mi familia, mis profesores y a todas las personas que a lo largo de mi vida han estado, se han ido y han llegado, pero que siempre me han cuidado, enseñado, corregido y entendido… Pero más que nada las personas que me han amado.

A mis padres les diré que voy a hacer que se sientan orgullosos de mí, y que derramen lágrimas de alegría al ver a su niñita como una gran profesional, les demostraré que todos sus esfuerzos y paciencia valieron la pena y me ayudaron a criarme como persona de bien, pero no diré más porque es con acciones que debo hacerlo… Gracias mamá y papá, su hija ya dejará el nido, pero no se preocupen… Ustedes ya le han enseñado a volar.

En mi futuro lo que planeo y me he propuesto hacer es acabar la carrera de Medicina, especializarme, casarme y tener dos hermosos hijos, quiero ser una gran profesional, una buena esposa y una excelente mamá, y lucharé con cada gota de sudor de mi frente por esto, es mi vida, mis anhelos… Esto señores, es mi proyecto de vida.

 

Esta entrada fue publicada en ONCE 2015 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario