PROYECTO DE VIDA DE DYLAN TORRES

La imagen puede contener: una persona, de pie, calzado, gafas de sol y exteriorDatos personales.

Mi nombre es Dylan David Torres Vargas, tengo 18 años, nací el 7 de septiembre del año 2000 en el municipio de puerto Asís – Putumayo. Soy el cuarto hijo de Yolanda Vargas Rojas y Nelson Antonio Torres. Soy un estudiante de grado once como cualquier otro, de la institución educativa Luis Carlos Galán, en Villagarzón-Putumayo.

¿Cómo soy?

Soy una persona que se dedica demasiado a lo que le apasiona, obsesionado con lo que le es  pertinente para poder lograr sus metas, normalmente suelo tener pocas amistades pues soy alguien muy tímido; eso no quiere decir que pueda llegar a ser egoísta o no mucho. Normalmente pienso demasiado en cosas, consideraciones o saberes de los que puedo nutrirme cada día que pasa; toco algunos instrumentos musicales, a decir verdad llegué a fascinarme tanto por estos que llegue a ser una completa molestia en mi hogar pues le dedicaba 8 a 10 horas más o menos, toco la guitarra, el bajo, la batería un poco y canto. Normalmente me gusta utilizar abrigos aunque esté haciendo mucho calor. A veces como muchas personas, a veces me porto muy intolerante con algunas situaciones, sin embargo (en la mayoría de los casos), mis valores no me dejan actuar de manera agresiva o negativa dependiendo de cada situación, me gusta colaborar aunque puede que no sea bueno, aun así trato de hacer las cosas lo mejor que puedo.

Metas.

Luego de graduarme de la escuela, mi sueño es poder entrar a una buena universidad, enorgullecer a las personas de mi familia con mis acciones, aunque a veces no las tenga en cuenta; como soy muy bueno, y me gusta mucho la música, decidí estudiar esta carrera para mi vida, primero una licenciatura en música y posteriormente una maestría. Con ello quiero lograr tener un trabajo como docente en una buena institución educativa, ya se pública o privada y luego, si me es posible, ser docente en la universidad Nacional de Colombia, quiero ser conocido como alguien influyente en la vida de los futuros alumnos; otra de las aspiraciones a futuro es hacer una fundación para centrarse en actividades artísticas de la comunidad, para lograr devolverles ese aire de cultura que se ha perdido últimamente en el municipio y ver cómo esto influye esto en un futuro.

Agradecimientos.

Primeramente agradecerles a mis padres que me han dado la oportunidad de concretar mis estudios de bachillerato; a las instituciones a las cuales me han ayudado a que esto sea posible (en especial a la institución educativa Luis Carlos Galán); los profesores por hacer de la mejor manera su trabajo, gracias a muchos, mi vida y mi pensar sobre muchas cosas ha cambiado; a los directivos que han manejado bien todo lo que tiene que ver con las diligencias educativas; compañeros que me han apoyado en situaciones de trabajo grupal y a las personas influyentes en mi vida, tanto negativamente como positivamente, gracias a todos ellos pude establecer mi personalidad.

 

Esta entrada fue publicada en ONCE 2018. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario